Es un antiguo volcán que desapareció hace 20 mil años tras una terrible erupción que lo convirtió en cerro fértil, cubierto ahora por un hermoso bosque nebuloso donde crece una gran variedad de árboles, como el "Árbol Mano de León", "Culebro", "Pinabete" y el "Zorrillo Tunco".
 
El Cerro Verde está ubicado al suroeste del cráter del Volcán de Santa Ana y posee una altitud de 2,035 metros sobre el nivel de mar. La temperatura en el frío cerro puede oscilar entre los 12° y los 18° centígrados, también se calculan unos 3,000 mm3 de lluvia al año. Dentro de su extensa vegetación habitan aproximadamente 127 especies de aves, como guarda barranco, tucancillo verde, torogoz, talapo, cuatro ojos, charas y el moscardón, (una de las siete especies de colibrí que se pueden observar en el bosque).
 
En el Cerro Verde también viven pequeños animales como el micoleón, venado de cola blanca, pezotes, cotuzas, ardillas, tigrillos, zorras,y diferentes especies de culebras, entre ellas, el timbo, que se confunde en el bosque por su camuflaje, la masacuata, tamagaz y coral.  
 

En este majestuoso bosque nos encontramos con diferentes senderos, entre ellos "Una ventana a la naturaleza", un sendero interpretativo trazado alrededor del antiguo cráter concéntrico que posee casi 35 metros de profundidad. También cuenta con un bello orquideario donde crecen 57 especies de orquídeas, entre ellas "Galán de Noche", "Oreja de Burro", "Espada del Diablo", y "Pluma de Pollo". Dentro de este recorrido que puede durar aproximadamente 45 minutos, podrá caminar entre un bosque jóven, con árboles de tronco delgado y poca estatura, hasta llegar al bosque viejo, donde el frío es más intenso, gracias a la gran altura de los árboles y a sus ramas espesas, cubiertas de orquídea y bromelias.

 

Prosiguiendo con el paseo también encontrarás "Los Árboles Enamorados", que son dos Robles que nacieron separados pero que unieron sus troncos; el "Bejuco de Hierro", que posee alrededor de 30 años de vida y el famoso "Culebro" llamado así por su curiosa forma que asemeja un grupo de serpientes enrolladas. Este árbol tiene 200 años de vida, mide 10 metros de circunferencia y 20 de altura. Sus ramas y huecos son el albergue de muchos animales, como el cusuco y culebras, que sólo se dejan ver cuando el silencio y la paz reina en el helado bosque.

A través de la ventana del bosque, podemos admirar muy de cerca la belleza y majestuosidad del Volcán de Izalco y Santa Ana, el bello lago de Coatepeque y las ciudades de Izalco, Juayúa, Nahuizalco, Apaneca y Salcoatitán, ciudades con gran tradición indígena, gastronómica, y cultural.

 
Para descansar o comer, el Parque Natural Cerro Verde cuenta con una cafetería, lindas áreas de picnic y una zona de juegos infantiles, donde podrá disfrutar con toda su familia. Si su sed de aventura aumenta, puede escalar los volcanes de Santa Ana e Izalco, a través del "Sendero Los Volcanes", que lo llevará por un emocionante recorrido hasta los cráteres a través de caminatas siempre acompañado de guías turísticos y agentes de seguridad.
 
El Cerro Verde está ubicado a 67 kilómetros de San Salvador, por vía Armenia, carretera CA-8W o Carretera a Sonsonate, o a 77 kilómetros por vía El Congo (CA-1W o Carretera Panamericana).  
 
Buscar aquí:
 
Última actualización:
1 de Agosto de 2011
 
Visitas hasta ahora:
3,230
 
 

 

Y3K Web - Sitios web, Portales y Más. Pαginas Web en El Salvador.

ESA123 - Turismo en El Salvador