Izalco es un lugar de muchas tradiciones y ha sido testigo de muchos acontecimientos ocurridos en nuestro país.

¿Dónde quedó el apego a la actividad agrícola propia del período del algodón, añil y café? Es esta dama del tiempo quien recuerda algunas debilidades de las épocas, pero que a través de ellas nos definimos: como no olvidar el servilismo en la relación patrono - trabajador, los movimientos de brazos caídos y el consenso de toda la población, o el compromiso por la defensa de compatriotas en países vecinos, (más que simples cien horas). Donde están los esfuerzos de una firma añorada luego de décadas perdidas"¦ Todas han quedado guardadas dentro de este hermoso municipio; que a base de mucho esfuerzo ha logrado mantener su arquitectura, sus costumbres y sus tradiciones.

 
Durante la época temprana colonial, Izalco era el corazón de la provincia mayor productora de cacao (primer producto exportable durante la colonia), su privilegiada ubicación, al pie de la Sierra de Apaneca, le hace gozar de una irrigación estupenda sobre suelos enriquecidos por cenizas volcánicas.  
 
La insignia nacional de Izalco es un cono de lava de origen reciente que se establece en las primeras décadas del siglo XVII; durante sus constantes erupciones que abarcaron un período de casi dos y medio siglo, fue conocido como "El Faro del Pacifico", pues constituía una señal para los navíos que pasaban por el Pacifico del istmo. Paradójicamente cuando se instaló un hotel en la cima de una montaña vecina par admirar el espectáculo, el volcán cesó su actividad en 1966.  
 
En el municipio de Izalco se concentra con fuerza la presencia indígena en El Salvador, mientras que en el resto del país ha casi desaparecido. No obstante una amalgama bicultural prevalece, y ya lo español no puede sustraerse de lo indígena. Las cofradías o hermandades de cuidadores de imágenes y tradiciones en celebraciones católicas, están impregnadas con elementos sincréticos que se originan en ritos de los antiguos pueblos que habitaron la comarca.  
 
Al entrar al pueblo se perciben impresiones de otras edades: la Piedra del Sol, tesoro ancestral de factura prehispánica, y las ruinas del soberbio templo colonial de La Asunción, cuya gloria pervive en el tañer de la campana que a esta parroquia obsequiara en 1533 el emperador Carlos I de España y V de Alemania.  
 
Izalco es uno de los departamentos con más fervor religioso para Semana Santa, obteniendo el segundo lugar a nivel Nacional.  
 
Don Carlos Leiva es una de las personas más reconocidas en este municipio pues por su gran talento se ha ganado al pueblo izalqueño al reconstruir con mucho amor y paciencia las imágenes de este municipio, al grado de obtener un importante reconocimiento su Asociación IZALCUTUR; por parte del Embajador de los Estados Unidos de América, don Douglas Barclay, poniendo muy en alto el valor del patrimonio cultural izalqueño.

Izalco se encuentra ubicado sobre la carretera CA-8W hacia Sonsonate.

 
 
Buscar aquí:
 
Última actualización:
1 de Agosto de 2011
 
Visitas hasta ahora:
3,602
 
 

 

Y3K Web - Sitios web, Portales y Más. Páginas Web en El Salvador.

ESA123 - Turismo en El Salvador